Shasta, CA. Agosto 11 del 2001

Pueden y deben de hacer lo que se les pide. Es mucha la esperanza pero también la recompensa. Es de amar al trabajo ya que así se logra visualizar y obtener lo que se les pida o sugiere conseguir.

Y es el amar tierno hacia los hermanos, todos los hombres están sintonizados con el Amor supremo, el amor material es pasajero y así también el amor hacia los demás debe ser siempre apoyado por un trabajos diario, de recompensa es el trabajo que se da para ayudar a mantener los equilibrios materiales, mentales y físicos que nos une y que ha la vez nos separa por el momento.

Tendréis que trabajar hacia la luz dorada del centro del Universo. Esta luz se está manifestando hacia los rincones de la tierra y vuestro deber es canalizarla hacia los hermanos menores.

El trabajo de hoy es de unir las puertas de los universos mentales, físicos y espirituales. Se debe trabajar hacia el unísono de las metas que se han propuesto a seguir ya anteriormente. Debéis amar a los prójimos y ser sinceros con vuestros espíritus. Deben amar a los hermanos menores. Esto es el trabajo primordial, y es que de esto depende vuestra ascensión al siguiente plano.

Todo está conectado por la luz del Cosmos. Tenéis y debéis que actuar siempre ya. Tengan los oídos listos hacia las 3. Debéis de confiar en vuestros canales propios de apertura individual. Tengan en cuenta que todo es un plan dirigido hacia la ascensión de vuestro planeta y de vosotros. Tenéis que seguir a vuestros sentimientos y no dejéis que la vagancia los encoja.

Tenéis que salir más seguido. El campo los ilumina y los acoge para vuestro trabajo diario. Tengan en cuenta que esto no es nuevo sino las mismas lecciones que se les han dado ya.

Sigan practicando el amor individual hacia el Cosmos. Salida a las 15. No temer a tomar cuentas propias de la tarea a dar. Nosotros estamos dirigiéndoles para que se abran más. Depende de Uds. que se sigan abriendo el camino. Tomen fuerza en el poder de la Hermandad y tendrán así poder de seguir andando en vuestro camino individual y grupal.

Amor hacia la naturaleza que nosotros los apoyamos siempre.

Joaquín y Olmec.