Unidos en el Contacto

HOMBRE ARMÓNICO, ESFERAS Y LA ESTRELLA DE SEIS PUNTAS

A2: PREPARACIÓN (Incluyendo las hélices de las células)

Vamos cerrando nuestros ojos, respiramos lento y profundo y con cada respiración vamos calmando nuestra mente.

Vamos tomando conciencia de todos nuestros cuerpos, nuestra esfera azul girando de adelante hacia atrás, de un color brillante incandescente, esta es una energía geomagnética que nos une a nuestro planeta, esta energía la absorbemos a través de las plantas de los pies reenergizamos nuestra esfera azul, expandiéndola y redimensionándola haciéndola crecer del tamaño de este círculo, así vamos uniendo nuestras esferas en una sola, en una unida. Vamos visualizando y sintiendo nuestra esfera blanca girando por sobre la azul de izquierda a derecha en sentido horario, esta es una energía blanca brillante incandescente que viene del cosmos y de los alimentos que comemos, es una energía bioeléctrica, la hacemos crecer expandiéndola al tamaño de este círculo.

Rápidamente observamos que a la altura de nuestro plexo solar hay un cinturón de energía dorada que esta girando de derecha a izquierda, en sentido anti-horario. Lo hacemos girar Rápidamente, ponemos mucha fuerza y hacemos crecer este cinturón convirtiéndolo en una esfera de energía dorada, la energía del Maestro Jesús expandiéndola hasta que cubre las dos esferas anteriores. Este es una energía crística que la hacemos crecer del tamaño de este círculo, una vez mas uniendo nuestras esferas en una unidad. Vamos observando nuestros chakras en paquete de tres, el primero de un color dorado, pulsando y emitiendo energía dorada. El Segundo chakra de un color Rosado emanando mucha luz. El tercero de un color dorado a la altura del plexo solar. El cuarto chakra, a la altura del Corazón de un color Rosado, alineado con los demás chakras, le ponemos mucha fuerza y nos conectamos con esta energía, la energía del amor, la esencia de nuestro ser. El quinto chakra de un color celeste cielo con mucha luz brillante incandescente. El sexto chakra en el entrecejo, de un color violeta brillante incandescente. El séptimo chakra, encima de la cabeza de un color blanco también brillando incandescentemente.

Vamos canalizando energía y vamos observando y sintiendo nuestros condensadores. Vemos en la parte central superior de nuestra frente unos acumuladores de energía y sentimos como de ellos emanan energías por Page 2 dentro de nuestro cabeza , estas energías se cruzan y van llegando a los condensadores que están atrás de nuestros oídos, ponemos muchas fuerza y los energizamos hasta que se tornan muy blancos y resplandecientes.

Vamos sintiendo que están en completa armonía y vemos que de ellos salen energías que se vuelven a cruzar dentro de nuestro ser llegando a los condensadores a la altura de los hombros, los re-energizamos, vemos que se tornan muy brillantes y las energías se cruzan nuevamente por dentro llegando a los condensadores a la altura de los codos, re-energizamos estos condensadores poniendo mucha fuerza hasta que sentimos están en armonía, nuevamente las energías se Cruzan y llegan a los condensadores de las caderas, los reenergizamos con mucha energía blanca brillante incandescente y observamos que las energías se vuelven a cruzar llegando a los condensadores de las muñecas, los hacemos brillar mandando mucha energía blanca hasta que vemos que ahora las energías emanan cruzándose y llegando a la rodillas, reenergizamos estos condensadores con energía blanca, vemos que las energías desciende de las rodillas hacia las plantas de los pies donde se encuentras unos re-transmisores de energía que se empiezan a prender y a brillar incandescentemente, vemos que de las plantas de los pies emanan estas energías uniéndose por entre las piernas a la altura del coxis y por adelante de la columna vertebral ascendiendo hacia la frente donde nuevamente comienzan a fluir continuando su ciclo.

Vamos sintiendo como todos nuestros chakras y condensadores están en perfecta armonía, nuestras esferas girando a una velocidad más allá de la luz. Vamos observando por encima de nuestra cabeza el alma y alrededor un eje de un color grisáceo plateado que es el ego y a su alrededor unos triángulos orbitando alrededor del ego. Estos triángulos son los patrones conductuales del universo. Vamos cubriendo toda esta parte de nuestro ser en una esfera de energía rosada. Observamos que por encima del alma, se encuentra el quantum de luz, que es nuestra chispa divina y el espíritu, vamos cubriendo todo esto en una esfera de energía violeta. Vamos canalizando energía de los universos superiores y rápidamente observamos como nuestro hemisferio derecho se torna de un color violeta brillante incandescente canalizando energía del universo espiritual y nuestro hemisferio izquierdo se cubre de energía rosada del universo mental.

Vamos expandiendo los hemisferios cerebrales sobrepasando la cavidad craneal. Observamos que en el centro del cerebro se encuentra el hipotálamo de un color dorado, lo hacemos crecer bastante grande de tal manera que contiene a la glándula pituitaria y a la glándula pineal dentro de el. Ponemos mucha fuerza y unimos las cinco esferas mentales en una sola, contenidas también dentro del hipotálamo. A través del cerebro derecho vamos canalizando energía violeta del universo espiritual y vamos enviando esta energía al polo norte de los trillones de células que conforman nuestro cuerpo, vamos viendo y sintiendo como las hélices del polo norte de todas nuestras células comienzan a girar rápidamente y se tornan de una energía violeta manifestando el universo espiritual. A través del cerebro izquierdo, vamos canalizando energía rosada del universo mental y la vamos enviando al polo sur de todas nuestras células. Vamos sintiendo y observando que inmediatamente las hélices del polo sur de todas nuestras células se prenden de energía rosada y empiezan a girar muy Rápidamente manifestando el universo mental. Vamos sintiendo como todo nuestro ser esta conectado con los universos superiores a través de estas energías.

Sentimos como todos vibramos a la misma frecuencia, somos una unidad mental, le ponemos mas fuerza a nuestro trabajo y hacemos girar las hélices a mas velocidad, Rápidamente observamos como ahora hacemos girar la hélice del centro de nuestras células y empezamos a emanar energía dorada, la energía de nuestro Maestro Jesús manifestando el universo físico, vemos y sentimos como esta energía se manifiesta en su totalidad y en estos momentos todos nuestros cuerpos se cubren de esta energía, una energía crística. Rápidamente sentimos como todos estamos vibrando a la misma frecuencia y nuestros cerebros están bastante grandes. Hacemos caer el alma, y el ego con los triángulos adentro de nuestro cerebro, inmediatamente le sigue el quantum de luz y el espíritu. En este momento sentimos como la chispa divina se manifiesta en todos nuestros cuerpos a través del amor , de una vida crística basada en la humildad y en la entrega de todo nuestro ser a la voluntad del Padre, somos uno con el Padre asumiendo así nuestro rol en el universo uniendo los universos de abajo hacia arriba, re-estableciendo así una dinámica en el universo.

TRABAJO DEL HOMBRE ARMÓNICO con LA ESTRELLA

Vamos expandiéndonos desde el punto donde nos encontramos, vamos observando este lugar, seguimos en expansión y vemos que dentro de nosotros se encuentra esta ciudad, este país. Seguimos en expansión y Observamos este continente, los océanos, Europa, Asía, África, Australia, en este momento tenemos en el centro de nosotros a nuestra Madre Tierra a la altura de nuestro plexo solar emanando un color azul brillante incandescente.

Vamos trayendo del mental colectivo en el centro de nosotros al Hombre Armónico, un hombre parado con los brazos extendidos hacia arriba, la mirada hacia el cielo y con las piernas abiertas. Este hombre representa la suma de la suma de la evolución de la raza humana, un ser que al reconocerse como hijo del Padre acepta su rol en el universo y entrega todos sus cuerpos al servicio de la creación, este ser comprende que su esencia es amor y que el es la prolongación de Dios para conocerse así mismo, acepta que a través de una vida crística basada en el amor y la humildad une los universos de abajo hacia arriba manifestando así los tres universos dentro de su ser. Rápidamente vamos observando su campo unificado de fuerza, vamos canalizando energía azul de nuestro planeta a través de las plantas de los pies y enviándola a su esfera azul que gira de adelante hacia atrás, la re-energizamos, vemos que esta brillando de un color azul brillante incandescente. Vamos canalizando energía blanca del Cosmos a través de nuestros cuerpos y uniendo esta energía con la de los alimentos que comemos vamos enviando una energía bioeléctrica a la esfera blanca que esta girando de izquierda a derecha por encima de la azul. Rápidamente vemos que se forma una esfera de energía dorada que gira sobre las anteriores y en sentido antihorario, esta es una energía crística manifestándose a través del amor, la humildad y de una vida crística.

Vamos observando sus 12 condensadores en perfecta armonía brillando en una energía blanca incandescente, observamos dos condensadores atrás de las orejas, brillando incandescentemente, vemos que las energías emanan de ellos, se cruzan por dentro de su cuerpo llegando a los acumuladores de los hombres, los reenergizamos enviándoles mucha energía blanca, nuevamente las energías se cruzan llegando a los acumuladores de los codos, enviamos mucha energía blanca brillante. De los codos las energías se cruzan por dentro llegando a los condensadores de las caderas, los re-energizamos, observamos que las energías se cruzan por dentro llegando a los

condensadores de las muñecas, nuevamente les enviamos mucha energía blanca y vemos que de los codos las energía se cruzan una vez mas llegando a la rodillas, vamos re-energizando estos puntos y de aquí las energías descienden llegando a las plantas de los pies donde se encuentran unos retransmisores de energía, observamos como todos estos puntos se prenden brillando en una energía blanca incandescente. Todas estas energías emanan desde las plantas de los pies uniéndose en forma ascendente en una sola por entre las piernas a la altura del coxis y por adelante de la columna vertebral viajando por este eje hasta llegar a la parte central superior de la frente donde son absorbidas por unos acumuladores de energía para empezar nuevamente a fluir a través de los condensadores.

Vamos observando sus 21 chakras vibrando en perfecta armonía, el primero (en paquete de tres) brillando en una energía dorada donde el chakra de adelante emana una energía en espiral, el del centro emana una energía pulsante, y el de atrás irradiando la energía hacia atrás. Vamos dejando mucha energía dorada en este chakra. Vamos canalizando energía rosada a través de todas nuestras células y enviándola al segundo chakra haciéndolo brillar incandescentemente en esta energía, la energía del amor, este chakra también en paquete de tres, el chakra de adelante emanando energía en espiral, el del centro, una energía pulsante y el de atrás irradiando la energía rosada hacia atrás, vamos sintiendo como este chakra esta en perfecta armonía y equilibrio. Llegamos al tercer chakra también en paquete de tres a la altura del plexo solar y le ponemos mucha energía dorada dejándolo en total armonía.

Observamos el cuarto chakra manifestando una energía rosada muy brillante, alineado con los otros chakras en perfecta armonía. Vamos viendo que el quinto chakra es de un color celeste cielo, también en paquete de tres, brillando y vibrando armónicamente, lo reenergizamos y nos conectamos con el, éste es el chakra del verbo. Vamos ascendiendo y encontramos en el entrecejo el sexto chakra, de un color violeta brillante incandescente, le ponemos mucha energía violeta, y vamos sintiendo la esencia de esa energía que nos conecta con el universo espiritual. Rápidamente observamos que encima de su cabeza se encuentra el séptimo chakra/ la flor de los mil pétalos de un color blanco incandescente, completamente abierto hacia los universos.

Vamos observando que por encima del Hombre Armónico se encuentra el alma, el ego manifestado en un anillo grisáceo claro alrededor del alma y los triángulos girando alrededor del ego. Estos triángulos son los patrones conductuales del universo. Vamos observando por encima del alma, el quantum de luz y el espiritu. Rápidamente visualizamos el cerebro y vemos que el hemisferio derecho es de un color violeta conectado con el universo espiritual y que el hemisferio izquierdo es de un color rosado brillante conectado con el universo mental. Observamos que en el centro del cerebro se encuentra el hipotálamo bastante grande emanando una energía dorada y que dentro de el se encuentran la glándula pituitaria y la glándula pineal. Vamos visualizando las cinco esferas mentales unidas en una sola, también dentro del hipotálamo y vamos viendo que los trillones de células de su cuerpo están alineadas con los universos superiores.

Ponemos mucha fuerza en este trabajo, enviamos mucha energía violeta, rosada y dorada haciendo crecer su cerebro traspasando la cavidad craneana y rápidamente observamos que dentro de su cerebro cae el alma, el ego y los triángulos. Le sigue el quantum de luz y el espíritu. Vemos como este ser está manifestando su chispa divina en todos sus cuerpos con total conciencia de su entrega a ser cocreador con el Padre. * VAMOS CREANDO SEIS ESFERAS DORADAS que las vamos a colocar dos atrás de los talones, una tercera esfera atrás de la columna vertebral, la cuarta y quinta atrás de los hombros y la sexta atrás de la cabeza en la base de la nuca.

Vamos canalizando energía dorada y sacándola a través de todas nuestras compuertas y de todas nuestras células. Observamos por detrás del talón izquierdo la primera esfera de un color dorado, le enviamos mucha energía dorada haciéndola brillar incandescentemente. Esta esfera trae consigo la representación de la energía femenina del planeta a través de la Virgen y de la Madre Tierra. Atrás del talón derecho vemos una segunda esfera, también de color dorado, la retrocargamos y nos conectamos con esa esencia, vamos sintiendo que esta esfera representa la Unidad de todos los seres que en estos tiempos están trabajando por el Plan Cósmico. Nos vamos atrás de la columna vertebral entre el chakra corazón y el plexo solar y observamos una tercera esfera, también dorada, enviamos mucha energía haciéndola brillar. Esta esfera nos conecta con la conciencia crística de la raza humana. Vamos observando una cuarta esfera por atrás del hombro izquierdo y le enviamos mucha energía dorada, nos conectamos con ella y vamos sintiendo que esta esfera representa la suma de la suma de todas las humanidades de nuestra Madre Tierra llegando a una quinta humanidad a través de la evolución. Seguimos creando y reorganizando estas esferas y ahora llegamos a la quinta esfera que se encuentra detrás del hombro derecho, vamos conectándonos con ella y con lo que significa.

Vamos sintiendo que ella representa el proceso que pasa el hombre de unir los universos de abajo hacia arriba. Vamos observando la sexta esfera en la base de la nuca y le enviamos mucha energía dorada. Vamos sintiendo que esta esfera trae consigo la esencia del gran despertar de la humanidad representando el universo mental.

Seguimos canalizando energía de los universos superiores y vamos envolviendo esta creación del Hombre Armónico con sus seis esferas doradas en una esfera de energía rosada, lo hacemos orbitar el planeta y lo plasmamos en el mental colectivo. Vamos observando que las energías y la esencia de su ser empieza a llegar a 6.5 billones de seres humanos ayudándoles a comprender su rol en el plan Cósmico, de que a través del amor y de una vida crística podemos unir los universos. Ayudándolos a despertar a que comprendan de que podemos evolucionar por amor.

Seguimos en expansión y nos vamos ubicando sobre Estocolmo, la sede de las nuevas Naciones Unidas. Vamos colapsando tiempo y espacio y vamos a viajar al futuro, 2013, 2015, 2018, 2023......Nos encontramos en Estocolmo, el día 30/31 de Agosto del 2023.

Vamos conectándonos con este tiempo y con este lugar y sentimos mucha alegría en nuestros corazones y observamos que tenemos en frente de nosotros un evento muy esperado por millones y millones de anos. Estamos siendo testigos de la inauguración de las nuevas Naciones Unidas.

Escuchamos un discurso que llega a 6.5 billones de seres humanos, vamos observando alrededor del planeta como este mensaje llega a toda la raza humana con gran aceptación y comprensión de este evento. Vemos que algunos hermanos necesitan ayuda para absorber esta información y les enviamos mucha energía rosada y violeta. Nos vamos dando cuenta que por debajo del edificio de las nuevas Naciones Unidas se encuentra como cimiento el Hombre Armónico con las seis esferas doradas manifestadas en su totalidad brillando incandescentemente. Vamos sacando este Hombre Armónico y poniéndolo en el centro de nosotros.

Vamos observando las tres esferas en la parte inferior de su cuerpo, las dos de atrás de los talones y la tercera esfera situada entre el plexo solar y el chakra corazón. Vamos usando energía violeta y creando un triángulo uniendo estas tres esferas que como base tiene las dos esferas de atrás de los talones y como punta tiene la esfera entre el plexo solar y el chakra corazón. Vamos observando ahora las tres esferas en la parte superior de su cuerpo, Y creamos un segundo triángulo que como punta tiene la esfera en la base de la nuca y como base tiene las dos esferas atrás de los hombros, vamos uniendo estas esferas con energía violeta formando un segundo triángulo. Rápidamente vamos creando una estrella de seis puntas. Traemos la punta del triángulo de arriba hacia abajo sobreponiéndolo en el triángulo de abajo creando así un estrella violeta de seis puntas. Como es arriba es abajo! creando así los nuevos pilares de la raza humana basados en un misticismo profunda y en un despertar de conciencia a través del amor y de una vida crística. Vamos observando al Hombre Armónico con la Estrella de Seis Puntas en el pecho en el centro de nosotros, lo hacemos orbitar el planeta y lo plasmamos en el mental colectivo.

Rápidamente observamos como por afinidad busca y encuentra a los 144,000 seres.....,se plasma en todos y cada uno de ellos intercambiando energías, los 144,000 de este tiempo están completamente despiertos y consientes de su rol, han aceptado su compromiso en su totalidad y entregado todos sus cuerpos. Observamos como la Estrella de Seis Puntas intercambia energía con ellos y como este Hombre Armónico continúa plasmándose el resto de la raza humana.

Vemos como los 6.5 billones de seres de este tiempo reciben la misma información y ayuda a través de estas energías. Nuevamente nos ubicamos sobre Estocolmo, sacamos al Hombre Armónico con La Estrella de Seis Puntas y vamos colapsando tiempo y espacio regresando con el al 2010.....Estamos en el 2010 y hacemos orbitar al Hombre Armónico con la Estrella de Seis Puntas alrededor de nuestro planeta, lo plasmamos e inmediatamente observamos como al diluirse y plasmarse encuentra a los 144,000 retrocargándolos con las energías traídas del 2023 haciéndoles llegar a todo su ser, mental superior, mental inferior, células y a todos sus cuerpos la esencia de la estrella de seis puntas que contiene los nuevos pilares de la raza humana ayudándolos inmediatamente a comprender su verdadero rol en el planeta, ayudándolos a dejar todo tipo de duda o preocupación y a definirse por 6.5 billones de seres humanos.

Vamos sintiendo su definición y vemos con mucha alegría como el aura de todos y cada uno de ellos se torna de color violeta, rosada y dorada. Seguimos observando alrededor del planeta y vemos como estas energías continúan expandiéndose llegando al resto de la humanidad, retrocargándolos también dejando en la esencia de cada ser toda la información traída y manifestada a través de la energía violeta, rosada y dorada. Con mucha alegría en nuestro ser observamos como estamos uniendo dos realidades en una sola manifestando ya lo que hemos traído en este tiempo presente creando así el detonante para el gran despertar. Somos cocreadores con Dios y podemos plasmar realidades por amor y crear nuevos pilares ya, en estos tiempos.

Seguimos orbitando nuestro planeta, y observamos como las seis esferas doradas se sueltan del Hombre Armónico después de haber sido plasmadas y comienzan a orbitar alrededor del planeta y se quedaran aquí siendo alimentadas con energía violeta por la Gran Hermandad Blanca. Ellas serán absorbidas por la raza humana y nuestra Madre Tierra a la medida que sea necesario para el gran despertar de conciencia y el cumplimiento del plan Cósmico.

** (CREANDO NUEVAMENTE EL HOMBRE ARMÓNICO) Seguimos orbitando nuestro planeta, estamos en el tiempo presente que conocemos como el Hoy y sacamos el Hombre Armónico del mental colectivo, vamos observando sus seis esferas doradas. Seguimos canalizando energía de los universos superiores y a través de nuestras células y de nuestras compuertas vamos re-energizando y recreando estas esferas, las dos primeras detrás de los talones, la tercera atrás de la columna y localizada entre el chakra corazón y plexo solar. La cuarta y quinta atrás de los hombros y la sexta atrás de la cabeza y en la base de la nuca. Nos vamos conectando con las esencia de cada una de las seis esferas, la energía femenina, la unidad de todos los seres que trabajan por el plan Cósmico, la conciencia crística, la quinta humanidad, el proceso de la raza humana de unir los universos de abajo hacia arriba y el gran despertar de conciencia de toda la raza humana conectándolo con el universo mental.

Vamos observando al Hombre Armónico y lo cubrimos en una esfera de energía rosada, nuevamente nos ubicamos en Estocolmo y vamos llevándolo al 2023 colapsando tiempo y espacio. Estamos en el día de la inauguración de la nuevas Naciones Unidas. Vamos plasmándolo en el 2023 y vamos observando como su esencia con todas sus esferas se plasman en 6.5 billones de seres humanos, uniendo así una vez más dos realidades en una sola.

Vamos una vez mas colapsando tiempo y espacio regresando a nuestra realidad, estamos en el 2018, 2015, 2013, 2010..... Vamos contrayéndonos, observamos el continente americano, seguimos contrayéndonos, observamos este país, esta ciudad, seguimos contrayéndonos y estamos de regreso con todos nuestros cuerpos en este lugar. Vamos dando gracia a Dios por habernos permitido participar de este trabajo, por habernos conocido en estos tiempos de cambio y definición.

Vamos dando gracia a nuestro Maestro Jesús por su vida y sus enseñanzas, por su amor y fe en nosotros recordando que nos dijo que nosotros haríamos lo que El hizo y mas! a nuestro Hermanos Mayores y nuestros Guías que nos han acompañado desde siempre, gracias por todo su amor y paciencia en nuestro caminar, a nuestra Madre Tierra porque de ella hemos sacado nuestros cuerpos. Para cerrar esta cadena, vamos orando la Gran Invocación

....... ........................................................................................... ..........................................................................................

uncontacto.org Unidos en el Contacto