Son tiempo y pasados juntos. Son el muro que deja entre e ver el origen del mundo sutil, de lo que algún día se desprenderá el dar el Conocimiento a través de las narraciones que conocemos como Fábulas o Cuentos.
Los Wa representan un grupo muy especial, algo así como el pilar del trabajo; el eterno acompañante del Silencio Espiritual. Son aquellos a los que sólo se les puede esperar en el momento adecuado, despertando la tormenta del conocimiento de siglos. Su nombre ligado a todos los que han de contribuir al conocimiento semiótico de lo pequeño y de lo trascendentalmente sutil, se hace sentir como uno de los campanazos del inicio, de la última fase del despertar de Rama para esta época, la decisiva.