Son aquellos los Olmecas caballeros jaguar y naturales de Tepostlán y gran parte de Mesoamérica; así como los sacerdotes de Chavín de Huántar. Transportarán la solidez de su proceso; construirán el apoyo que le falta a Rama.