Son Heliópolis, Tiro y Sidón, los antiguos fenicios, los habitantes de Tracia y Peloponeso, grandes comerciantes y navegantes. Estos saben del despertar de las fuerzas sumergidas en el hombre y del valor del intercambio a todo nivel. Compartieron en Rama su natural experiencia en el saber dar y recibir.