Representan la fidelidad de una vida dispuesta. El eterno y abnegado acompañante védico y búdico. El guerrero Maharabático. El Druida enviado de Raimond Hund y Stonehenge, así como el sacerdote de Carnac, Los AC representan la fuerza de la naturaleza y el tiempo de vida; la acción animal, la fuerza moral y del humano, así como la presencia del ángel. Los AC vibran en el quinto de Rama, o sea, al iniciar la fase Xolar, de la labor acompañada por los Guías de Venus. Estos hermanos con la terminación mencionada guiarán el conocimiento y sus fuentes; cubrirán el espacio vacío de la disponibilidad en el servicio.