Hace aproximadamente 25.000 años, los efectos adversos producido por los deportados seres de Maldek empezó a afectar lo qué se consideró otra hibridación prometedora experimental: Atlántida.

Humanos en la Atlántida habían mantenido una conexión estrecha con unas civilizaciones de extraterrestres y siguieron un camino diferente de otras poblaciones menos avanzadas culturalmente en el planeta. Parece que la influencia de los Atlantes se habían limitado a dejar que en otras partes del mundo se desenvuelvan a su propio ritmo. Después de un períodos de armonía en la civilización Atlanta, hubo divisiones, y finalmente la caída de la Atlántida ocurrió hacia 10,000 y 12,000 años. Muchos mitos de diluvio y supervivencia nos hacen recordar este evento. Uno de estos es el mito en la épica de Gilgamesh en que se describe la historia de Utnapishtim (la personificación bíblica de Noé se derivó de esta historia).