Lo razonable, algo superior a la Lógica más correcta. Término dado por la Confederación al sentido común evolucionado.